Testimonios Santa Gema

Localización: Madrid, España  /  Número de alumnos: 750
Cursos con Innovamat: Desde I3 hasta 1º de ESO/  Usan Innovamat desde: 2021

El Colegio Santa Gema de Madrid es un colegio plurilingüe en el que respetan mucho el aprendizaje individualizado de sus estudiantes. Cada alumno es único, con sus capacidades y habilidades, es decir, con sus múltiples inteligencias. Es por eso que decidieron empezar a usar la propuesta de Innovamat en sus aulas de matemáticas en 2021, desde infantil hasta ESO.

Respetando los ritmos de aprendizaje de cada alumno

Los profesores de Santa Gema han notado una gran mejora en el aprendizaje de las matemáticas, sobre todo porque se empiezan a dar cuenta de la agilidad y las habilidades que están adquiriendo los alumnos y que antes no tenían. Como afirma Olaya Ibáñez, maestra de 3º de primaria:

«Innovamat es una propuesta que está realmente pensada para la realidad de un aula».

Lo que más destacan de Innovamat es su capacidad para integrar a todos los niños y niñas, independientemente de su nivel de habilidad en matemáticas, en las actividades propuestas. Franjo de Miguel, tutor en 5º y 6º de primaria, asegura que «para los alumnos que tienen dificultad, esta propuesta es muy acertada». Raquel García, coordinadora de primaria, destaca la importancia de no dejar a ningún alumno fuera del proceso de aprendizaje: «Realmente acoge a todos los niños, los integra y todos se sienten parte de la actividad. Ningún niño queda fuera: los que pueden llevar un ritmo más lento, ni tampoco los que llevan un ritmo más rápido».

Otro aspecto destacable de su experiencia con la propuesta es que, gracias a Innovamat, los alumnos tienen un abanico muy amplio de estrategias que permiten a cada uno elegir la que mejor se adapte a sus necesidades. Según Olaya Ibáñez, «cada uno ya elige donde está, dónde se encuentra, en qué punto y por dónde puede avanzar». Esto hace que se sientan capaces y protagonistas de su propio proceso de aprendizaje.

La aplicación para trabajar de manera individualizada

Los maestros también destacan de manera muy positiva la app como un recurso que se adapta al proceso de aprendizaje de cada alumno, proponiendo actividades adaptadas a su nivel, tal como dice Franjo de Miguel: Cada uno llega donde llega, en el proceso. Durante las sesiones grupales, los propios compañeros ayudan a esa persona que va un poquito más atrás a ponerse al nivel. Y luego, cuando tienen que trabajar individualmente, desde la aplicación, el propio programa hace que esas actividades se vayan adaptando a ellos.

Además, los informes que reciben los profesores semanalmente son de gran ayuda, ya que les permite hacer una evaluación individualizada de cada alumno y reforzar aquellas áreas en las que necesitan más ayuda, como afirma Gema Cofrades, coordinadora y maestra de infantil.

«Vimos que Innovamat conecta muy bien con lo que nos viene: un aprendizaje más competencial»

Antonio Portillo, director del colegio.

La experiencia con las familias

Es normal que a muchas familias, al principio, les cueste entender la propuesta, ya que representa un cambio muy grande con lo que habíamos aprendido nosotros cuando íbamos al colegio y con lo que han visto hacer a sus hijos hasta el momento.

Algunos docentes del Santa Gema nos han comentado que, a pesar de estar muy convencidos del cambio que iban a hacer —porque supondría una mejora en muchos aspectos—, al principio no lo veían claro.

Franjo de Miguel no solo es maestro, sino también padre de alumnos que hacen Innovamat. Nos comentaba que «Al principio pensaba que los niños no se iban a enterar de nada. Había un montón de cosas a las que no estábamos acostumbrados, que nos venían muy grandes».

A menudo no es fácil, como familia, entender el cambio considerable que conlleva Innovamat para la escuela. Raquel García, coordinadora de primaria y madre también de un alumno del centro, comentaba: «Yo recuerdo las primeras reuniones que tuvimos con las familias, les chocaba mucho esta nueva propuesta. Esto al final es un proceso de cambio para todos y hay que aceptar que van a surgir dudas, inquietudes, preocupaciones, y que nosotros desde el cole las tenemos que sostener y recoger».

Todos los docentes tienen muy claro que están allí para enseñar matemáticas a los niños y dar apoyo. Por eso, desde la escuela, se acompaña también a las familias y se les explica cómo trabajarán sus hijos las matemáticas a partir de ahora. Al final, se trata de comunicar, compartir mucho y confiar los unos en los otros.

Nos quedamos con algo muy interesante que nos comentaba Iván, maestro de 3º y 4º de primaria: «Al principio no es fácil cambiar la mentalidad de todos —como nosotros hemos aprendido de una manera muy determinada en la que solo había un camino y una solución—, simplemente tenemos que dejar que los niños muestren la capacidad que tienen y abrir las ideas de las matemáticas, y no centrarse únicamente en lo que ellos saben».

Innovamat