Testimonios Lope de Vega

Localización: Benidorm, España  /  Número de alumnos: 225
Cursos con Innovamat: Desde 1º primaria hasta 3º de ESO/  Usan Innovamat desde: 2020

El colegio Lope de Vega es un colegio internacional situado en Benidorm, Valencia. Después de estar trabajando un tiempo con la propuesta de Innovamat, hemos querido escuchar la experiencia y los testimonios de maestros, profesores y alumnos para que nos cuenten su proceso de cambio.

«Vas a clase con más ganas de enseñar y de transmitir esa pasión que sientes por las matemáticas, una de las ciencias más bonitas que existen».

Manuel Valero, profesor de secundaria y responsable del departamento de matemáticas.

Mejoras en la actitud de alumnos, maestros y profesores

Uno de los aspectos que más destaca el colegio, comentaba Mercedes Sánchez —profesora de matemáticas de 2º de ESO—, es que se trata de una propuesta muy innovadora, que trabaja las matemáticas de una forma muy diferente a como se había estado haciendo hasta ahora. Este enfoque novedoso ha logrado despertar el interés de los alumnos y hacer que el aprendizaje de las matemáticas sea más accesible y emocionante.

Según Manuel Valero, profesor de secundaria y responsable del departamento de matemáticas:

«Innovamat es una propuesta de actividades que trabaja todos los procesos que hacen que una persona luego sea competente matemáticamente».

La propuesta de Innovamat, pues, ha ayudado al centro a trabajar las matemáticas de una manera distinta, potenciando que el alumno analice, conjeture, argumente, compruebe, etc., comentaba Valero. En definitiva, la propuesta fomenta el desarrollo de habilidades matemáticas esenciales en los alumnos y promueve el pensamiento y la comunicación efectiva.

Por su parte, Davinia Gómez, coordinadora y maestra de primaria, destaca un crecimiento generalizado en cuanto a la motivación, tanto por parte de alumnos como de maestros. Innovamat ha logrado despertar el entusiasmo y compromiso con el proceso de aprendizaje, generando un ambiente de colaboración y superación constante. Esto lo podemos ver reflejado en Emma, una alumna de primaria que cuenta que, una vez aprende algo nuevo, lo retiene para todo la vida.

Pero no solo los alumnos están entusiasmados con la propuesta, sino también los profesores. La propuesta les ha ayudado a seguir mejorando su manera de enseñar. Eva Rodríguez, maestra de 3º de primaria, recomienda a otros centros educativos implementar la propuesta porque están viendo buenos resultados en alumnos, profesores y familias.

La visión de las familias

También quisimos conocer la opinión de las familias sobre la propuesta y ver qué han observado en sus hijos e hijas. Nos contaron que, poco a poco, van entendiendo la propuesta y esta nueva manera de enseñar matemáticas. Y, sin duda, pueden percibir grandes progresos en sus hijos e hijas, ya que no solo están más motivados, sino que ahora entienden las matemáticas como algo más que mecanizar algoritmos.

Mayte García, madre de una alumna del centro, ha sido testigo del impacto positivo de Innovamat en el aprendizaje de su hija, y se sorprende de la rapidez con la que resuelve los problemas. «Hace ejercicios en la plataforma que a mí misma me cuesta sacar el resultado. Me pongo con ella al lado y digo: ¿cómo ha hecho eso tan rápido?», nos cuenta.

Uno de los valores que destaca Davinia como coordinadora es que Innovamat no solo brinda herramientas al alumnado, sino que también involucra a las familias en el proceso de aprendizaje de sus hijos e hijas, ofreciéndoles diferentes recursos como videotutoriales, actividades, etc. Así, explicaba que «Innovamat ofrece dentro del gestor de aula vídeos para padres para que entiendan en casa cómo trabajan sus hijos en el aula».

Esto ha ayudado a que padres como Encarna Martínez, madre de una alumna de 1º de ESO, comprenda el enfoque didáctico de Innovamat. Ahora es consciente de que la propuesta pretende enseñar las matemáticas de un modo distinto, de una manera mucho más competencial.

«Innovamat les ayuda a entender las matemáticas con ejemplos muy lúdicos. Entonces se implican más, pero se implican más porque entienden más», comentaba.

Esto provoca una gran emoción y motivación respecto al aprendizaje, porque, como dice Elisa Casado, maestra de primaria, «esto es fundamental, porque sin emoción, no hay aprendizaje».

Finalmente, Rosa, madre de otro alumno de primaria, concluye con una reflexión sobre su propia experiencia con las matemáticas y con cómo Innovamat habría transformado su aprendizaje: «Yo he sido muy autodidacta en matemáticas porque antiguamente era sota, caballo y rey.

[…] Y, desde luego, ya me hubiera gustado que a mí me hubieran enseñado las matemáticas así».

Innovamat