Testimonios La Dehesa de Humanes

Localización: Humanes de Madrid, España  /  Número de alumnos: 720
Cursos con Innovamat: Desde I3 hasta 2º ESO/  Usan Innovamat desde: 2021

La didáctica de las matemáticas es el estudio de cómo enseñar y aprender las matemáticas de forma efectiva y significativa. Nos ayuda a presentar conceptos matemáticos de manera que los alumnos puedan desarrollar habilidades y competencias en el uso de las matemáticas.

Recientemente, visitamos el centro Dehesa de Humanes, donde utilizan Innovamat para el aula de matemáticas desde infantil a secundaria, para hablar con varios de sus docentes y directivos sobre cómo la propuesta de Innovamat está ayudando a formar a alumnos más competentes.

Aprender a resolver problemas en vez de memorizar

Según Óscar Abellón, director general y profesor de matemáticas del centro Dehesa de Humanes, «todo el mundo vale para las matemáticas, todo el mundo. Lo que pasa es que no todo el mundo aprende igual». Es importante tener en cuenta que no todos los estudiantes aprenden de la misma manera, y es necesario encontrar métodos de enseñanza efectivos que permitan a todos los estudiantes aprender de manera significativa.

Una de las claves de la didáctica de las matemáticas es fomentar el pensamiento crítico y reflexivo en los estudiantes.

Según Óscar, «si construimos desde abajo de esta manera y el alumno reflexiona y entiende por qué hace las cosas, va a tener no una, sino muchas estrategias para resolver un mismo problema».

Esto es mucho más efectivo que enseñar fórmulas que los estudiantes pueden olvidar una vez hayan superado un examen. «Si los acostumbramos a modelos sistemáticos, memorísticos, a reproducir porque sí, cuando los alumnos tengan que resolver problemas, van a tener serias dificultades».

Otra forma efectiva de enseñar matemáticas es hacer uso de materiales manipulativos. Según Jorge Martín, maestro de primaria, el uso de materiales como el collar de bolas «ha creado una base muy buena para pasar a la recta numérica abstracta, es decir, de la parte de manipulación a la pictórica. Luego de la recta numérica a la abstracción directamente». Esto ayuda a los estudiantes a comprender mejor los conceptos matemáticos de manera concreta antes de pasar a la abstracción.

Un cambio en la actitud hacia las matemáticas

Los alumnos de la escuela Dehesa de Humanes han experimentado un gran cambio en su actitud hacia las matemáticas. Antes, solo las veían como sumas y restas, pero ahora han descubierto que pueden ser divertidas y una oportunidad para trabajar en grupo y resolver problemas de manera creativa.

«Jorge [el maestro] nos lo explica, y lo podemos hacer en grupo, y así es como un problema, pero divertido» nos cuenta Rodrigo, alumno de 2º de primaria.

Los profesores también han notado una diferencia en la manera en la que los estudiantes enfocan y se cuestionan todas las clases.

«Yo di el año pasado primero y segundo, y he notado una diferencia muy grande, no solo en la destreza del cálculo, sino en la manera de pensar, en las reflexiones que salen», nos explicaba Jorge.

Innovamat fomenta el pensamiento crítico y la capacidad de comparar y explicar soluciones a problemas. «Innovamat te obliga a pensar» nos decía Nerea, alumna de 1º de ESO. Los estudiantes han mejorado en su habilidad para resolver problemas de múltiples formas, utilizando «distintas estrategias, ya sea recta numérica, torre por descomposición, material manipulativo, pintando o, directamente, en algoritmo tradicional con las llevadas» nos contaba Jorge.

Esto ha llevado a una mayor satisfacción en el aula, ya que los estudiantes sienten que avanzan igual que el resto de la clase, incluso si no están trabajando exactamente de la misma manera, con la misma estrategia. Algo que no pasaba con el «método tradicional».

Mejor atención y preparación

Innovamat también ha permitido una mayor atención a la diversidad, como nos cuenta Carolina García, jefa de estudios de infantil y primaria. «Creemos que ayuda muchísimo en uno de los pilares de nuestro centro, que es la atención individualizada del alumno. Puedes atender al alumnado con necesidades educativas especiales. Eso nos aporta muchísima tranquilidad».

Además, ha mejorado la preparación de los estudiantes para el Bachillerato Internacional, ya que exige un mayor nivel de pensamiento matemático y la capacidad de plantear conjeturas y hacer demostraciones. «Las pruebas de Bachillerato Internacional exigen un nivel muchísimo mayor en matemáticas. Tienen que pensar como un matemático, plantear conjeturas, hacer demostraciones…», nos decía Sergio Martín, profesor de Secundaria.

Los estudiantes y docentes también disfrutan de la práctica digital de matemáticas. «Es como un juego que, al final, no te das casi ni cuenta de que estás haciendo matemáticas: “Tienes que encontrar una suma que dé este resultado con estos cuatro números que te damos”. Pues eso me parece más divertido porque me gusta encontrar la solución», nos comentaba Eva, alumna de 1º de ESO.

Pero la práctica digital no sirve solamente para hacer divertidas las matemáticas, sino que permite atender la diversidad, ya que se adapta a las necesidades de cada alumno. Como nos contaba Jorge, «hacemos una sesión de 45 minutos a la semana y trabajan con la aplicación. Si yo pensase en hacer 45 minutos de ficha no querrían. Pero no solo eso, sino que al ser autoadaptativa, la aplicación les va dando ayudas».

Docentes y alumnos coinciden en que hay una mayor comprensión y aceptación de las matemáticas por parte de los estudiantes con Innovamat.

Según Carolina, «[las matemáticas] han pasado de ser una materia de rechazo a conseguir que tanto alumnos como profesores estén deseando tanto impartirla como que se la impartan».

La historia continúa en secundaria

Innovamat no solo ha ayudado a nuestros alumnos de primaria, la historia continúa en secundaria. Sergio Martín y Óscar Abellón, ambos profesores en secundaria, nos cuentan cómo ha sido la experiencia con Innovamat en estos cursos. Destacan que los estudiantes no solo han logrado entender conceptos complejos, sino que han sido capaces de deducir conocimientos que para muchos eran abstractos.

Óscar resalta que en sus clases él no explica nada, sino que guía el conocimiento a través de la propuesta y de las preguntas que hacen los alumnos. Añade: «Resulta más sencillo trabajar porque han entendido como, a través de la reflexión y del razonamiento, pueden llegar a la solución de algo que aparentemente es muy complejo».

La clave del éxito del aprendizaje, según Sergio, es que los alumnos puedan manipular con diferentes recursos. La comprensión de los números negativos, por ejemplo, es un concepto difícil para muchos alumnos, pero trabajar con fichas de números positivos y negativos hace que el concepto número negativo tenga una entidad que puedan tocar y manipular. «Entonces todo cobra sentidoLes funciona y los ayuda», asegura.

Además, la implantación de una rutina de pensamiento basada en la pregunta —veo, pienso, me pregunto— les ha permitido llegar a soluciones por sí mismos. Los alumnos han sido capaces de ir mucho más allá y de adquirir una comprensión mucho más profunda del aprendizaje. Óscar se sorprende de que hayan sido capaces de adquirir un conocimiento que para él era abstracto: «Han ido mucho más allá. Incluso les dije: “Con esto nos hemos saltado dos clases”. Y además ha sido generalizado; es decir, que todos los alumnos han sido capaces de deducir ese conocimiento».

La combinación de fichas manipulables, rutinas de pensamiento y preguntas abiertas les ha permitido comprender conceptos complejos de una manera sencilla y efectiva.

Óscar afirma: «Hoy tengo la seguridad de que lo han entendido porque no se lo he explicado yo, me lo han explicado ellos».

«Las pruebas de Bachillerato Internacional exigen un nivel muchísimo mayor en matemáticas. Tienen que pensar como un matemático, plantear conjeturas, hacer demostraciones…»

Sergio Martín, profesor de Secundaria

La historia de Dehesa de Humanes con Innovamat

Cuando preguntamos a Óscar sobre la decisión de implementar Innovamat en Dehesa de Humanes, nos dijo que decidió que Innovamat estuviera presente en todas las etapas, desde infantil a secundaria, ya que creía que era una oportunidad que no podía privar a ningún alumno: «Estaba convencido de que lo que iba a incorporar era muchísimo mejor que continuar haciendo lo mismo».

Sergio Martín ha notado una gran diferencia en el nivel de comprensión de los alumnos que han aprendido matemáticas con Innovamat en comparación con aquellos que no lo han probado. «Estoy viendo el nivel de comprensión de alumnos de 1º de ESO que ya hicieron Innovamat en primaria, y de alumnos que entraron en 1º de ESO sin haber probado Innovamat, y hay una diferencia abismal».

Innovamat