Testimonios Academia Maddox

Localización: Naucalpan, México  /  Número de alumnos: 320
Cursos con Innovamat: Desde 1º a 6º de primaria/  Usan Innovamat desde: 2022

Esta vez viajamos a México, hasta la localidad de Naucalpan para conocer el testimonio y experiencia del Colegio Academia Maddox. El colegio trata de dotar de herramientas a los alumnos para detonar todo su potencial. Decidieron apostar por implementar la propuesta de Innovamat para enseñar matemáticas en sus aulas, así que quisimos conocer su experiencia.

Un cambio de paradigma en el aprendizaje de las matemáticas

Las docentes de la Academia Maddox coinciden en que lo que más les ha sorprendido es el cambio de paradigma en la manera de enseñar y aprender matemáticas. María Esther Jiménez, maestra 2º de primaria, comentaba lo siguiente:

«Es una nueva propuesta muy innovadora. Creo que viene a revolucionar la manera en la que los alumnos aprenden».

La diversidad de estrategias y la conversación en el aula han logrado que los alumnos estén mucho más activos y utilicen un lenguaje matemático más específico.

Como dice Diana Domínguez, maestra de 1º de primaria, «verlos tan chiquitos y escuchar cómo se expresan utilizando el lenguaje matemático, para mí ha sido fascinante».

Aprendiendo en un entorno mucho más amigable

Por su parte, Angélica Cortés, maestra de 6º de primaria, destaca las nuevas dinámicas de aula que se han planteado gracias a Innovamat. Comenta que sus alumnos antes estaban más acostumbrados a trabajar con el cuaderno y a mecanizar. Pero, con Innovamat, realmente se ha creado un entorno de aprendizaje mucho más amigable. Los alumnos son más autónomos y se enfrentan a verdaderos problemas mientras aprenden a través de actividades mucho más lúdicas. Angélica nos explicaba que «se enfrentan a problemas ellos solitos, sin la necesidad de ayuda externa o de nuestra intervención. Y, poco a poco, y jugando, van descubriendo muchísimo más». Sin embargo, también destaca que Innovamat ha ayudado a crear un entorno en el que los alumnos no solo están mucho más activos, sino que se apoyan y preguntan entre ellos: «¿Y cómo lo hiciste tú?», se preguntan. Angélica apunta que para ellos es un apoyo poder preguntar y dejarse ayudar por el que ya lo ha logrado, y que se forma un entorno muy bonito para aprender.

Finalmente, Aksa Eguía, prefecta de estudios, cuenta que no solo ha sido un cambio positivo para los alumnos, sino también para las maestras. Así lo confirmaba Diana:

«Para mí es muy motivador y gratificante saber que las matemáticas dejaron de ser la materia que menos gusta».

Parece que Innovamat, pues, ha ayudado a que ellas estén mucho más motivadas y a que esta motivación también traspase a sus alumnos.

Innovamat